Conclusiones de las III Jornadas sobre Buitres ~ Bioblogia.net

17 de julio de 2007

Conclusiones de las III Jornadas sobre Buitres

[Curso de verano de la UNED / Plasencia (Cáceres), 9 al 13 de julio de 2007]


Los participantes en las Jornadas sobre Buitres agradecen la inmejorable acogida encontrada en las sedes de la UNED de Ávila en 2001, de Barbastro (Huesca) en 2004, y de Plasencia (Cáceres) en 2007; así como la amable colaboración de otras instituciones, de bastantes entidades públicas o privadas, y de gran número de personas.



Dada la gravedad de los problemas que afectan actualmente a las poblaciones de buitres, y la necesidad de resolverlos antes de que sea demasiado tarde, los participantes en las III Jornadas se reafirman en las conclusiones de las dos convocatorias anteriores, que siguen vigentes; sobre todo, teniendo en cuenta el reciente agravamiento de algunas de las amenazas que allí se anunciaban. Y además, resaltan especialmente las siguientes consideraciones:



1) Es importante mantener las relaciones de los buitres con la ganadería extensiva, para asegurar la supervivencia de ambos, y para evitar que una normativa demasiado rígida pueda ocasionar una catástrofe.



Es muy urgente considerar que los buitres son actores de un desarrollo sostenible que permite:

--- Eliminar y limpiar los animales muertos de la manera más tradicional, natural y económica que se pueda imaginar.

--- Mantener un tipo de ganadería extensiva muy favorable no solamente a la biodiversidad (de la que los buitres son parte importante), sino también al hombre (para obtener productos de alta calidad).

--- Favorecer un ecoturismo cada vez más demandado, pero que debe realizarse de forma respetuosa y en sitios donde no produzca alteraciones. Los buitres son hermosos, representan el emblema de una naturaleza en equilibrio, y son un sello de calidad ambiental.

--- Evitar la emisión de muchos gases que contribuyen al efecto invernadero. La recogida, transporte e incineración de miles y miles de cadáveres genera un consumo de combustible y una considerable emisión de dióxido de carbono, que podría evitarse de forma sencilla permitiendo a los buitres ejercer su función, contribuyendo de manera nada despreciable a la eliminación de biomasa y a reducir la contaminación. No tener esto en cuenta supone un error muy grave para el futuro.

--- Reducir el riesgo de transmisión de enfermedades, que puede ser mucho mayor con la recogida y el transporte de cadáveres de una explotación a otra.



2) Es urgente aplicar de forma útil y efectiva, en todas las comunidades autónomas, el Real Decreto 664/2007, de 25 de mayo (B.O.E. del 5 de junio), relativo a la alimentación de las aves rapaces necrófagas; y legalizar los vertidos de determinadas explotaciones ganaderas. Conviene compartir la gestión con ONGs con experiencia en la zona, y debe existir fluidez en los datos.

Se aconseja facilitar la creación y la gestión de muladares en cada explotación, lo que además permitiría descongestionar algunos grandes muladares.

Con respecto al alimoche, es necesario situar pequeños muladares enfocados a la especie, así como favorecer de otros modos la alimentación suplementaria, en las cercanías de los territorios de reproducción, y de los dormideros.

Con relación al quebrantahuesos, se aconseja incrementar el éxito reproductor de las parejas cuyo fracaso esté relacionado con la falta de recursos, mediante alimentación suplementaria específica de dichas parejas en el entorno de los sectores de nidificación. Conviene asimismo optimizar la gestión actual de los grandes comederos.

A nivel nacional, por encima de estrategias autonómicas, y aplicando el marco legal de la Unión Europea, se debe desarrollar un plan que permita recuperar (o mantener, según los casos) el equilibrio que ha permitido la conservación de la actual población de aves carroñeras en España.

En Portugal, debe clarificarse la situación para que los restos de especies cinegéticas puedan ser abandonados en el campo, sin muladares, de acuerdo con las normativas europeas.



3) El uso ilegal de veneno se ha generalizado de forma muy alarmante en los últimos años, y está teniendo un gran impacto en las poblaciones de aves carroñeras, echando por tierra muchos logros de conservación de las últimas décadas.

La erradicación del uso del veneno es una de las medidas más importantes para la conservación de todas las especies de buitres, y en general de las aves carroñeras. La lucha activa contra el veneno debe incluir la creación de patrullas con perros adiestrados, como ya se ha hecho en algunas regiones, así como la sensibilización de los colectivos de cazadores.

Es necesaria la coordinación entre las comunidades autónomas para mejorar la eficacia de las estrategias de erradicación del uso ilegal de cebos envenenados. También se debe mejorar la cooperación transfronteriza con Portugal y Francia, así como el intercambio de experiencias y procedimientos.

El principal impedimento para la erradicación del veneno lo constituyen las complicidades existentes en los diferentes colectivos implicados, llegando a incluir en ocasiones a la propia administración medioambiental.



4) Debe prohibirse la instalación de parques eólicos en el entorno de los territorios, dormideros y comederos de buitres; y no sólo en las zonas de nidificación, sino también en las áreas de alimentación o de estancia, de paso o de rutas, y de conexiones entre buitreras.

Considerando las áreas importantes para los buitres y otras aves (incluyendo las especies protegidas), así como los hábitats de especial interés, conviene hacer mapas que indiquen las zonas de exclusión total de parques eólicos, y también aquellas otras zonas de exclusión preferente.



5) La instalación de tendidos eléctricos y otras infraestructuras supone una alteración del hábitat, y genera una mortalidad no natural de distintas especies de buitres (y de otras muchas aves). Las nuevas estructuras deben instalarse de forma adecuada para prevenir la electrocución y la colisión. En los tendidos ya existentes, deben adoptarse medidas para corregir en lo posible estos fenómenos, que afectan negativamente a la conservación de los buitres.



6) Conservar de forma integral el hábitat y el entorno es esencial para distintas especies de buitres (incluyendo las más escasas) y de otras aves.

Denunciamos, en particular, las actuaciones innecesarias (obras, infraestructuras, etc.) llevadas a cabo en espacios naturales protegidos, que son incompatibles con la protección de espacios y especies. Resulta hipócrita e inaceptable que la administración con competencias en conservación acepte, o incluso promueva, el empobrecimiento y la ocupación del hábitat.

Es necesario que la conservación del hábitat (y también de las especies) sea prioritaria en los planes PORN y PRUG, que deben desarrollarse y cumplirse en los espacios protegidos; y también, en otros instrumentos legales relativos a la gestión de las poblaciones de aves carroñeras y de sus hábitats.

En las fincas donde vive el buitre negro, el manejo forestal y agrario debe compatibilizarse con la conservación de esta especie.



7) Las molestias humanas constituyen en muchos casos un problema real, que no debe menospreciarse; sobre todo, en los lugares y las épocas de cría.

Exceptuando los casos muy precoces o muy tardíos, y teniendo en cuenta las variaciones locales, la época sensible para la reproducción de los buitres, en el conjunto de la Península Ibérica, viene a ser la siguiente:

Para el quebrantahuesos, del 10 de diciembre al 15 de agosto.

Para el buitre negro, del 15 de enero al 30 de septiembre.

Para el alimoche, del 1 de marzo al 15 de septiembre.

Para el buitre leonado, del 15 de diciembre al 31 de agosto.



En los alcornocales con nidificación de buitre negro, se recomienda realizar la saca del corcho cuando el pollo de los nidos cercanos tenga una edad comprendida entre unos 35 y unos 75 días; y si no se ha realizado un seguimiento, en el periodo comprendido entre el 1 de junio y el 1 de julio; y siempre bajo la supervisión de la guardería, o de personal competente.



Por otra parte, hacen falta campañas educativas, divulgativas y de sensibilización, para niños y adultos.



8) Los proyectos de reintroducción suponen un considerable esfuerzo, que es preciso mantener a muy largo plazo. Deben realizarse de acuerdo con las directrices de la UICN, tal como se ha hecho en veteranos proyectos que han tenido éxito en Europa; y en particular, después de que hayan desaparecido las causas de la extinción, sin perjudicar a las poblaciones salvajes, y con el máximo consenso previo posible entre los sectores afectados.



9) Con respecto a otras cuestiones que afectan a los buitres, en Europa y en el mundo, nos remitimos a lo ya reflejado en las conclusiones de las dos jornadas anteriores.



10) Es de justicia reconocer el gran esfuerzo desarrollado, en favor de los buitres y la vida salvaje, por muchas personas y entidades. La situación actual de las aves carroñeras y de su entorno sería muchísimo peor sin este trabajo noble y generoso, discreto pero constante, y con frecuencia a costa de auténticos sacrificios personales, que no siempre han sido valorados como se merecen.

Estas III Jornadas están dedicadas especialmente, por una parte, a algunos grandes naturalistas cuya labor fue decisiva y que han fallecido después de la convocatoria anterior: David Gómez Samitier, socio fundador del Fondo Amigos del Buitre, su mujer Lourdes Mairal, y sus hijas Jara e Iris; y el ornitólogo suizo Daniel Magnenat. Se adjuntan resúmenes de su meritoria labor.

Por otro lado, las III Jornadas están dedicadas también a los magníficos guardas de WWF/Adena en el Refugio de Rapaces de Montejo, Hoticiano Hernando (actual Guarda de Honor) y Jesús Hernando Iglesias; a todos los guardas que han conseguido hacer de su vocación una profesión, incluso con muy escasos medios y reconocimiento; y a todos los naturalistas que dedican sus vidas generosamente, superando muchas incomprensiones y dificultades, a defender la vida silvestre y nuestro valioso patrimonio natural.

En lo relativo a las aves carroñeras, deseamos apoyar en especial la labor desarrollada durante décadas por asociaciones como el ya citado Fondo Amigos del Buitre, en Aragón.

Además, todos los participantes (ponentes y alumnos) en las III Jornadas sobre Buitres acuerdan, también por unanimidad, felicitar al Fondo para el Refugio de las Hoces del Riaza, por su larga trayectoria a favor de estos parajes y por todas las batallas libradas para defenderlos; respaldando expresamente su oposición a la proyectada "senda larga", oposición que fue refrendada por el Defensor del Pueblo en su informe del 16-5-2006 (05-MKB-AJF; Nº expediente: Q0502445; registro 06031482); agradeciendo el apoyo encontrado, en lo relativo a esta cuestión, en muchas asociaciones de defensa de la naturaleza; y deseando que este apoyo pueda extenderse a todas las asociaciones en el futuro, formando una vez más un frente común contra una amenaza grave de conservación. No debemos olvidar la hermosa herencia que nos dejó Félix Rodríguez de la Fuente. Por otro lado, la conservación de un espacio protegido debe estar antes que su uso turístico, lo cual resulta de especial importancia en un caso como éste.

Debe reconocerse asimismo la valiosísima y variada labor realizada por otras asociaciones y entidades, en España y también en otros países, para defender las aves carroñeras y su entorno.

Por último, los participantes en las III Jornadas sobre Buitres reiteran su felicitación a la UNED, a la vez que desean dar ánimos para que sea posible organizar las próximas Jornadas.



###################################################

Ejemplo de resumen para la Prensa (que debe enviarse junto con las conclusiones)



Varios de los máximos expertos en buitres de toda España, y también de Portugal y Francia, se reunieron la semana pasada en Plasencia (Cáceres), en las III Jornadas sobre Buitres, curso de verano de la UNED. Las anteriores ediciones tuvieron lugar en Ávila en 2001, y en Barbastro (Huesca) en 2004.

En el curso participaron 61 personas entre alumnos y ponentes, además de otros siete naturalistas que también colaboraron. En sus conclusiones, aprobadas por unanimidad, los especialistas hacen hincapié en la importante función que desempeñan los buitres; que no sólo hacen posible el mantenimiento de un tipo de ganadería extensiva muy favorable a la naturaleza y al hombre, sino que además limpian el campo de miles y miles de cadáveres de la forma más natural, barata, tradicional, y también sanitaria, que se pueda imaginar; evitando la emisión nada despreciable de dióxido de carbono que producen los métodos alternativos (y con frecuencia mucho menos higiénicos) de recogida, transporte e incineración de cadáveres ("no tener esto en cuenta supone un error muy grave para el futuro", afirman); y favoreciendo un ecoturismo cada vez más demandado, "pero que debe realizarse de forma respetuosa".

Algunas de las amenazas que se anunciaron en las convocatorias anteriores se han agravado en la actualidad, por lo que se remarca la necesidad de resolver ciertos problemas "antes de que sea demasiado tarde". Con respecto al hambre, "es urgente aplicar de forma útil y efectiva, en todas las comunidades autónomas, el Real Decreto 664/2007, de 25 de mayo (B.O.E. del 5 de junio), relativo a la alimentación de las rapaces carroñeras". Tanto el uso ilegal del veneno, como la instalación de parques eólicos en sitios inadecuados, se han generalizado de forma alarmante, "echando por tierra muchos logros de conservación de las últimas décadas". Otros problemas nada despreciables son la electrocución y la colisión de las aves en los tendidos eléctricos, la destrucción del hábitat (en particular, se denuncian "las actuaciones innecesarias (.) llevadas a cabo en espacios naturales protegidos", lo que resulta "hipócrita e inaceptable"), las molestias humanas (se señalan las fechas de la temporada de cría de cada especie de buitre en la Península), y la falta de sensibilización, entre otros. Se indican asimismo algunas condiciones que deben cumplir los costosos proyectos de reintroducción.

Además, se reconoce "el gran esfuerzo desarrollado, en favor de los buitres y la vida salvaje, por muchas personas y entidades"; "con frecuencia a costa de auténticos sacrificios personales, que no siempre han sido valorados como se merecen". Estas III Jornadas están dedicadas a algunos grandes naturalistas fallecidos recientemente (David Gómez y su mujer e hijas, y el suizo Daniel Magnenat), a los guardas de WWF/Adena en el Refugio de Montejo (Hoticiano y Jesús Hernando), y a todos los guardas y naturalistas que "dedican sus vidas generosamente, superando muchas incomprensiones y dificultades, a defender la vida silvestre y nuestro valioso patrimonio natural". Por otra parte, se apoya la labor desarrollada durante décadas por distintas entidades, como el Fondo Amigos del Buitre en Aragón, y el Fondo para el Refugio de las Hoces del Riaza; respaldando unánimemente la oposición de este último, refrendada por el Defensor del Pueblo y apoyada por muchas asociaciones de naturalistas, a la proyectada "senda larga" en el citado paraje.

Por último, los participantes felicitan a la UNED, y en particular a las sedes donde han tenido lugar las Jornadas, por la "inmejorable acogida" encontrada.

1 comentarios :

Ecologistas en Acción de Extremadura dijo...

En Extremadura se están ocultando los casos de veneno como si no existiesen y hay una auténtica avalancha de parques eólicos, por suerte se ha excluido Red Natura 2000 de momento, pero como está mal hecha instalarán algunos en lugares bastante delicados.
Los buitres que viven en Extremadura necesitan ayuda.
Por suerte aquí el problema de la comida es menor que en otros sitios, hay muchos ciervos y se siguen dejando algunos cadáveres en el campo aunque sería importante un cambio legislativo mayor que el realizado que permita a los ganaderos dejar los cadáveres para los buitres, la incineración es un disparate, en el camino al horno se están dispersando más las enfermedades.

Publicar un comentario

Find your job here