Las habilidades profesionales más demandadas - Cómo entrenarlas y demostrarlas ~ Bioblogia.net

25 de julio de 2016

Las habilidades profesionales más demandadas - Cómo entrenarlas y demostrarlas



(You can read this post in English here)
Trabajar en una universidad grande como UT Austin tiene sus ventajas. Una de las mejores es que cada semana podemos escuchar montones de charlas interesantes.

La mayoría las dan científicos de la casa o investigadores visitantes, que vienen a compartir sus últimos descubrimientos. Muchas veces, la ronda de preguntas genera animadas discusiones que se terminana alargando hasta intempestivas horas en cierta taberna local.

Sin embargo, algunas de mis charlas preferidas son las que organizan los asesores profesionales de la Facultad de Ciencias, porque regalan pizza!! ya que hablan de esas cosas tan importantes que deberíamos haber aprendido durante la carrera, pero se quedaron por el camino, por ej.:

- ¿Cómo se consigue un trabajo?

- ¿Cómo se negocia un salario?

- Cómo se escriben CVs, solicitudes de becas...

- ¿Qué más puedes hacer con un doctorado, aparte de conseguir un postdoc?


El mes pasado, el Dr. Po-Tsan Ku, especialista en el desarrollo profesional de doctorandos y postdocs, dio una charla estupenda acerca de las cuatro habilidades profesionales más importantes que se esperan de un recién licenciado. La charla de Po-Tsan fue tan buena que pensamos que podría convertirse en una entrada perfecta para bioblogia.net, así que ¡aquí va!



¿Cuáles son las cuatro habilidades profesionales más importantes?

Según un estudio de la Asociación Nacional de Universidades y Empresarios, estas cuatro competencias son esenciales para entrar en el mercado laboral.

  • Pensamiento crítico y resolución de problemas
  • Resolución de conflictos
  • Trabajo en equipo
  • Habilidades comunicativas: Hablar y escribir con claridad y facilidad

¿Por qué son importantes estas habilidades profesionales?

Dejando aparte la obvia importancia que pueden tener en tu vida diaria, hay un par de razones por las que deberías identificar y mejorar estas habilidades:

  • Estas habilidades pueden conseguirte el trabajo que buscas

Al fin y al cabo, las entrevistas de comportamiento son cada vez más comunes: Hoy en día necesitas probar que tienes estas habilidades, ya desde la fase de entrevista. Te van a hacer todo tipo de preguntas personales para saber cuál sería tu comportamiento en diferentes situaciones.

En la actualidad, la cantidad de gente joven preparada es mayor que nunca, así que tu posible jefe va a tener siempre candidatos de sobra con las habilidades técnicas que busca. Eso no le preocupa lo más mínimo. Lo que le da miedo a tu jefe es contratar a alguien que no encaje con el resto del grupo y acabe liándola parda.

  • Tener estas habilidades te ayudará a mantener tu trabajo

Un estudio de tres años basado en datos de recursos humanos mostró que el 50% de los nuevos empleados fracasaba antes de terminar su segundo año debido a pobres habilidades interpersonales, tales como habilidad para aceptar sugerencias, resolución de conflictos, control de emociones, etc.. ; y sólo el 11% fracasó por no tener las habilidades técnicas necesarias.

Carecer de alguna habilidad técnica se puede arreglar rápido, por ejemplo haciendo que un colega entrene al nuevo contratado. Pero si no hay una buena relación entre los dos, ya sabemos cómo terminará ese entrenamiento...

Contratar a la persona equivocada puede salirle muy caro a una empresa, por eso cada vez más se intentan filtrar los candidatos basándose en estas “habilidades blandas”.

¿Cómo se entrenan y demuestran estas habilidades?

Empecemos por la más valorada de todas:

El Pensamiento Crítico y la Habilidad para Resolver Problemas

Si ya has empezado una carrera de ciencias, es muy probable que tu pensamiento crítico esté bien entrenado... Después de todo, el proceso para resolver problemas se parece mucho al método científico.


Cómo entrenar tu habilidad para resolver problemas

La mejor manera de aprender a resolver problemas es practicar. Los pros aprenden a reconocer patrones y a usar su experiencia en otros problemas para generar soluciones. Funciona como una vacuna: Es más probable que consigas solucionar un problema si ya te has encontrado con uno parecido en el pasado y aprendiste a superarlo.

Entonces, ¿Por dónde empezamos? Si estás haciendo un proyecto de máster o un doctorado, seguro que ya has tenido montones de oportunidades para entrenar esta habilidad.
Si no tienes suficientes problemas aún, ¡crea alguno nuevo!

Cómo resolver problemas muy difíciles

Si la cosa se pone muy complicada, no te rindas. Sigue los pasos de otros grandes pensadores y tu problema caerá a tus pies cual manzana newtoniana.
Un truco muy sencillo cuando no se te ocurren soluciones es, simplemente, irte a dar un paseo.
Darwin solía pasear un par de veces al día cerca de su casa, por su “camino de pensar”, meditando sobre sus viajes, experiencias y algún que otro problema aparentemente irresoluble. Estos paseos relajaban su mente y le ayudaban a “unir los puntos” tras varias horas de estudio.

El famoso matemático Henri Poincaré también lo hacía. Una vez, estaba trabajando en un problema muy complejo (sus funciones fuchsianas o automorfas) y no conseguía resolver un paso concreto. Frustrado, salió de casa para ir a una excursión geológica y, en cuanto su mente se relajó lo suficiente, ¡plop! le vino la inspiración.



El bueno de Henri tuvo “momentos eureka” parecidos en muchas otras ocasiones, lo que le llevó a afirmar que
"Una solución creativa para un problema difícil requiere fases alternadas de trabajo consciente e inconsciente"
O lo que es lo mismo, primero necesitamos estudiar duro y aprender tanto como podamos sobre el problema. Una vez lo tengamos bien trabajado, nos vamos a dar un paseo, nos relajamos, y dejamos que nuestra mente sub/inconsciente trabaje entre bambalinas, aplicando creatividad. Finalmente, cuando la “idea feliz” aparezca, volvemos a la mesa y trabajamos de nuevo de forma consciente en el problema para, como decía Poincaré, “dar una buena base a nuestros resultados inconscientes”.

Henri describió con preciosas palabras este proceso en su Foundations of Science. Si te gustó Surely you are joking Mr. Feynman (libro recomendadísimo), ¡deberías probar Poincaré también!
Lo puedes buscar en la biblioteca, o si tienes un Kindle, te lo puedes descargar aquí gratis.

Mira cómo escribía el tío… 
“I beg the reader's pardon; I am about to use some technical expressions, but they need not frighten him, for he is not obliged to understand them.”
¡Me encantaría hablar así todo el rato!

¿Cómo funciona el “momento eureka”?

A todos nos ha pasado alguna vez: esa gran idea que se te ocurre en la ducha, al dar un paseo, en la cama justo antes de dormir... También puede ocurrir cuando estamos muy concentrados: Esos momentos mágicos, de madrugada, el día antes de la fecha de entrega de un trabajo...

Algunos investigadores sugieren que ese estado de concentración máxima (estar “in the flow”, o “en la zona”) está relacionado con fases de “hipofrontalidad transitoria”, esto es, cuando el córtex prefrontal del cerebro se ralentiza y, con él, las capacidades analíticas y meta-conscientes (Dietrich 2004).

Tiene algo de sentido: Esa parte del cerebro es la que nos susurra dudas y nos hace sentir inseguros, o vergonzosos… Sentimientos que pueden bloquear la creatividad.

Si se ralentiza esa parte del cerebro, nos libramos de bloqueos mentales. La sensación del paso del tiempo también se procesa en el córtex prefrontal, y eso explica por qué he perdido la noción del tiempo mientras escribía esto (estoy in the flow!).

Se ha propuesto que el ejercicio puede ayudar a generar estos estados de hipofrsht… de flow de ése. Yo lo intento cada día saliendo a correr un rato por la mañana. No sé si eso incrementa mis posibilidades de tener más “momentos eureka”, pero al menos, mientras corro, planeo el día, y disfruto de la sensación de comenzar con una pequeña dosis de éxito y motivación.


Si pudiera correr así todos los días, sí que estaría motivado!


No pierdas tus soluciones

Cada vez que resuelvas un problema, no te olvides de apuntar en algún sitio cómo lo hiciste. Así podrás encontrar la solución fácilmente cuando te encuentres problemas similares en el futuro.

Una vez, el revisor de un paper que intentaba publicar me dijo que debía analizar mis datos de una forma distinta y, tras mucho sufrimiento, insultos y búsquedas en google, lo conseguí.

Pensé, iluso de mí, que no volvería a necesitar ese tipo de análisis, así que no me preocupé de apuntar cómo lo había hecho. MAL. Tuve que hacerlo otra vez para el siguiente paper. Esta vez, llené mi código de R de comentarios y explicaciones, incluyendo las respuestas de (y a) revisores, y lo guardé todo en una carpeta llamada “How to”. Ahora estaré preparado si un problema parecido se me presenta en el futuro.

Describir y guardar bien las soluciones a tus problemas es importante también por la siguiente razón:


Cómo demostrar tu habilidad de resolución de problemas

Esta habilidad es una de las más (si no la más) valoradas en el mercado de trabajo, así que debería aparecer en tu CV, junto a todos tus títulos, certificados y experiencia laboral.

No podemos simplemente escribir “extraordinarios poderes resolutivos” porque no nos iba a creer ni el tato. Lo que debemos hacer es describir experiencias relevantes que pongan de manifiesto nuestra habilidad.

Intenta hacerlo incluyendo acciones específicas y alguna métrica de tus resultados. Por ejemplo:
Prácticas en el Parque Nacional de Monfragüe (España)
  • Diseñé un sistema de recompensas basado en Pokemon Go que redujo los desperdicios y aumentó el reciclaje un 30% en áreas públicas.
Escribir experiencias específicas en tu CV puede ayudarte a generar curiosidad en tu posible empleador, y aumentar las posibilidades de que te llamen para una entrevista. Una vez allí, puedes usar esos ejemplos en tu CV para dar respuesta a las temidas preguntas comportamentales, por ej.:
- Hábleme de una experiencia laboral reciente donde tuviera que resolver un problema sin tener toda la información necesaria a mano.
- Describa una difícil situación que haya superado el año pasado en su vida laboral.
- Comente una ocasión donde tuviera que tomar una decisión inmediata y difícil.
Sigue estos pasos cuando prepares tu respuesta, y asegúrate de practicar varias veces antes de cualquier entrevista:

  1. Describe el Problema o situación
  2. Explica la(s) Acción(es) que llevaste a cabo
  3. Cuantifica los Resultados
  4. Describe las Lecciones aprendidas
Es una buena idea el preparar varias historias diferentes que se adapten a las diferentes preguntas que te puedan hacer. Por ejemplo, si a mí me preguntaran algo como…
“¿Puedes describir una situación donde tuvieras que resolver un problema inmediato sin tener los recursos apropiados?”
Yo les contaría una divertida anécdota de mi doctorado: La segunda anécdota de esta entrada.

------------------

¿Y tú? ¿Se te ocurren experiencias que prueben tu habilidad para resolver problemas? ¿Tienes alguna pregunta para Po-Tsan? ¡Cuéntanos en los comentarios o en nuestra página de Facebook! Y mantente atento al blog, en cuanto saque otro rato, hablaremos de las otras tres habilidades... ;-)

Po-Tsan y Fernando

0 comentarios :

Publicar un comentario

Find your job here